Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

domingo, 22 de octubre de 2017

Laura Morales: "Ser friki en el mundo de la escritura, para mí, es lo más divertido que puede haber


Cree en la magia desde pequeña y fue su padre el que le abrió las puertas hacia a la fantasía cuando la sorprendió leyendo sus tebeos a escondidas. A partir de ese momento se entregó a la lectura con profunda entrega. No solo leía para sí misma, sino también para su hermana a la cual entretenía con cuentos de Disney. Esos fueron los primeros pasos de Laura Morales en la literatura, quien con el tiempo se lanzó a escribir aquellas historias que le hubiese gustado leer cuando niña y adolescente. Dejó su sueño de ser una diseñadora de modas, pero su público lector ganó una escritora que tiene un pacto con seres fantásticos y una imaginación desbordante. 
De vez en cuando libera a la niña que vive
en su interior 
Manifiestas que las musas, hadas y dioses te dieron el don de crear historias, ¿eso ocurrió antes de nacer o cuando viste la luz del día?  ¿Cómo lo sabes? ¿Has visto o escuchado alguna vez a estos seres?
No creo que realmente sea un don, sino un regalo que me han dado, la capacidad de poder crear las historias que aparecen en mi mente. Todo ocurrió cuando ya era una niña, me inventaba, junto a mi hermana pequeña, historias con nuestras muñecas y desde ese momento, todo empezó a encajar en mi cabeza, como si hasta entonces me faltara algo. Y por supuesto que creo en las hadas, las musas (o más bien musos), me hablan muy a menudo. Siempre he creído en la magia y ahora, con treinta y tres años, dejo de vez en cuando salir a la niña que hay en mi interior. Pienso que no hay nada mejor que dejar de ser adulto de vez en cuando.
Pasaste tu infancia inmersa en un mundo mágico, el que tú creaste. Luego al crecer viviste por muchos años en un intenso debate entre lo real y lo imaginario, ¿te era complicado convivir con ambos a la vez?  ¿Uno y otro querían la exclusividad de tu vida? ¿Cómo solucionaste el problema?
Cuando eres más joven no es complicado vivir en ambos mundos, pero cuando creces, te das cuenta de que ser adulto es un rollo. ¿Por qué he crecido? ¡Yo no quería ser mayor! ¡Quería seguir siendo joven, como Peter Pan! Ahora es más complicado compaginar ambos mundos, aunque siempre saco hueco de donde sea para sumergirme en sueños y aventuras. Además, ahora que soy mamá, lo voy a tener más fácil a la hora de jugar con mi pequeño. Volveré a ser la niña que un día fui.
Tu mundo se gestó a base de comics, animes y libros de fantasía y romance, ¿cómo llegaron a ti estas lecturas? ¿Alguien te las proporcionó o fuiste tú la que te acercaste a ellas?
Su primera obra estuvo inspirada en El señor de los anillos
Todo fue gracias a mi padre. Él, desde hace muchísimos años (desde que tengo uso de razón), coleccionaba cómics de súper héroes (de Marvel, DC, Norma Editorial…) y yo los leía a escondidas, pues al principio creía que era «para mayores». Cuando mi padre descubrió que me gustaban aquellas historias de gente disfrazada con poderes mágicos, comenzó a dejarme leerlos. Y bueno, de ahí pasé a los cuentos Disney, que le leía a mi hermana. Desde ese momento, me enganché a la lectura.
Llegó un momento en que esos libros no colmaban tus expectativas y consideraste que tú y nadie más que tú podría escribir esas historias llenas de la magia que estabas buscando y con ese toque único que le pones a tu trabajo, ¿de qué manera abordaste tu primer trabajo creativo? ¿Cómo se presentaron las ideas?  ¿El libro surgió rápido o fue una labor pausada?
Pues todo empezó en el instituto. Una compañera de clase y yo estábamos obsesionadas con todo lo relacionado con Egipto y sin dudarlo un momento, nos pusimos a escribir un relato al que nunca pusimos fin. El instituto terminó y cada una siguió su vida. Años más tarde, aquella historia la mejoré y le puse fin. Tan solo fueron 16 páginas en Word, las mismas que tiempo después (diría unos años más) alargué y acabé. Esa historia está guardada en un profundo cajón. Ahí me di cuenta de cuánto me gustaba escribir.
Reconoce que su primera obra tuvo
errores de novata 
En 2011 publicaste La Profecía, tu primera obra, ¿cómo llegaste a la historia? ¿Qué quisiste contar? ¿Cuáles fueron los aciertos y errores de tu opera prima?
Desde siempre me ha gustado la fantasía medieval y yo quería tener mi propia historia. Inspirada con El señor de los anillos, me lancé a escribirla. Siempre soñé ser una princesa guerrera que salvaba al mundo de los malos. Fue mi primera novela publicada, así que errores, muchísimos. Ahora que la he reeditado, me he dado cuenta de los fallos de «novata», y, con el nuevo lavado de cara, creo que ha quedado mil veces mejor.
Luego llegó Emergencia de amor, una novela romántica que gustó mucho a los amantes de este género,  ¿qué demandas creativas se vieron satisfechas con este libro? ¿Cuánto aprendiste de esta primera incursión en el terreno romántico?
Lo cierto es que con esta novela «quise probar» y me autopubliqué para ver qué tal se vendía, pues la romántica estaba en auge, y yo, como buena romántica, me encanta leer ese tipo de obras y bueno, lo cierto es que me sorprendí muchísimo con la gran aceptación que tuvo. Aprendí muchísimo en este tipo de novelas, puedes hacer cuanto quieras mientras el romance sea lo más importante de la historia. Te contaré un secreto que no es tan secreto: Gabriel, el protagonista, es Técnico en Emergencias Sanitarias (al igual que mi marido, de ahí que tenga una gran base de documentación). Myriam, la protagonista, es diseñadora de moda, aunque en un principio iba a ser escritora, como yo, pero al final decidí cambiar su profesión. Y creo que fue un acierto.
Sí que aprendiste a comunicar con el género romántico, pues luego te alzaste con el Premio Rosa Romántica 2015, a la mejor novela publicada en ebook por tu obra Una canción bajo las estrellas, ¿cuál es tu evaluación sobre la historia y el hecho de haber gustado tanto como para resultar vencedora? ¿Qué buscan los lectores en las historias de amor?
La novela que la llevó al triunfo en
el género romántico 
Una canción bajo las estrellas es mi novela favorita, está en el puesto número uno. Me encantan los personajes y sus historias, sus duros pasados y cómo han salido adelante. Creo que esto es lo que más les ha gustado a los lectores, pero no todo es tristeza, hay dos personajes secundarios (Aitana y Jacob) que le dan el toque divertido y gamberro a la novela. Los lectores (al menos en mi caso), buscamos eso, cómo el amor entre dos personas diferentes acaba uniéndoles de la forma más inesperada posible. En esta novela… ¿quién no ha soñado con conocer a su grupo de música favorito?
Sé que Hijos de Asgard, publicada junto a la escritora Miriam Alonso, te trajo numerosas satisfacciones literarias, ¿cómo se hace para escribir al alimón con otra autora y terminar sin conflictos? ¿Qué sacas en limpio de esta experiencia?
Lo cierto es que ha sido una experiencia de lo más maravillosa. Miriam y yo nos conocimos por curiosidad en un grupo de Facebook dedicada a Loki. Teníamos una amiga en común (Medusa Dollmaker, que ha hecho sus portadas de la trilogía Euforia) y vi que un día compartía su novela en el grupo y me animé a comprarla. Desde entonces nos hemos hecho muy muy amigas. Viendo nuestro amor hacia Loki, y lo que me gustaron sus novelas y su forma de narrar, le comenté la idea (que llevaba tiempo rondando en mi cabeza) de escribir una novela sobre mitología nórdica y Miriam aceptó sin dudarlo. Nos hemos organizado muy bien, comenzamos con guiones (o escaletas, como prefiráis llamarlo) de cada capítulo, con las ideas de ambas y luego cada una escribía un capítulo. Cuando estaba terminado, la otra lo revisaba y dejaba comentarios si había algo raro, para mejorar, etc. Así, en menos de un año (teniendo en cuenta que ambas trabajábamos a tiempo completo) terminamos la historia y, con la preciosa portada que nos hizo Medusa Dollmaker, nos animamos a autopublicarla. Era mi segunda autopublicación y no puedo estar más orgullosa de esta historia. Teníamos ya pensada casi toda la historia para la segunda parte pero, tras más de 100 páginas, salió el tráiler de la nueva película de Marvel de Thor 3: Ragnarök y nos fastidió toda el argumento. Lamentablemente, hemos decidido dejar aparcada la novela por un tiempo, para encontrar las ganas y una nueva trama para que no nos llamen «plagiadoras» de Marvel. Eso sí, no será la última novela que Miriam y yo escribamos juntas, ya tenemos en mente otra. Cuando terminemos proyectos que tenemos ahora mismo entre manos, nos pondremos con ella.
Otro de las obras que hizo el deleite
de los amantes del género romántico
Con Aloha, baby quedaste finalista en el III Premio Novela Romántica Kiwi RA, ¿qué crees que ve el jurado de especial en tus historias? ¿Dónde radica tu singularidad, Laura? ¿En la historia que planteas o la forma en que la desarrollas?
Sinceramente, aún me estoy preguntando qué vieron en mi novela en comparación con el resto que se presentaron (risas). Creo que es mi forma de narrar, sencilla, quizá gamberra. Me gusta mucho documentarme, sea en profesiones, lugares, personajes… en todo, para mí es muy divertida esa primera fase. En esta novela, todos coinciden en lo mismo: lo bien descrita que está la isla de Maui, donde se desarrolla la historia de Nalu y Elena. También creo que en esta ocasión, que Elena fuera una escritora con depresión, ha llamado la atención de muchos escritores/as, pues todos nos hemos sentido en algún momento así.
Sueles participar con frecuencia en antologías que se editan con un fin solidario, ¿consideras que ayudar con tu escritura es una manera de hacer más útil el trabajo literario? ¿El ego queda al margen en este tipo de participaciones?
Sinceramente, participar en este tipo de antologías (y no solo benéficas, tengo otras tantas que no lo son), ayudan a distraerte un poco de las novelas, pues suelen ser relatos cortos que te ayudan a cambiar de temática. Sobre todo sirven para desconectar y no perder digamos, el ritmo de escritura. A mí me viene muy bien cuando llevo tiempo sin escribir. Sobre el ego… hay mucha gente que lo tiene tan subido que «no se puede permitir» colaborar con algo de este estilo si no ve un duro por delante, y no se dan cuenta de que ser altruista no es nada malo, pero bueno. En mi caso, ego ninguno, al revés, cuando contactan conmigo para participar en alguna, normalmente no suelo decir que no. Yo me apunto hasta a un bombardeo (risas).
¿Cuánto ha cambiado o crecido Laura Morales en su escritura desde su primera obra hasta la más reciente?  ¿Se gusta a sí misma en lo literario?
Novela que escribió a dúo con su gran
amiga Miriam Alonso
¡Uf! Laura Morales ha mejorado increíblemente desde que empezó y todo de se debe a las maravillosas correctoras con las que trabaja (Antonia Cuenca Honrubia, más conocida como Olivia Monterrey, que también es escritora, y Violeta Moreno, antigua editora de la editorial Valinor). Pero no solo ha aprendido con ellas muchísimo, si no con sus lectoras cero y mejores amigas, que siempre están ahí para echarle una mano a la hora de «darle una vuelta a sus novelas» antes de mandarlas a corregir o a presentar a editoriales. Todo eso ayuda mucho. Y el no perder la costumbre de escribir también ayuda. Me gusta lo que escribo y cómo lo escribo, aunque siempre hay algún momento en el que odio todo lo que veo frente a mí y deseo borrarlo, pero luego leo otras cosas que he escrito y se me pasa (risas).
¿Crees que tu facilidad para conectar con la gente y hacer que esta se abra contigo te beneficia a la hora de crear historias y escribir? ¿De allí que tus lectores empaticen con tus novelas?
Como escritora me encanta interactuar con mis lectores, muchos me escriben por privado y me dicen cuanto les han gustado mis novelas e incluso me dan consejos para mejorar las historias. Todo eso lo tengo en cuenta, más de lo que se imaginan. Y como lectora, poder hablar con aquellas escritoras (o escritores) que admiras, es lo más maravilloso que existe. Siempre escuchas lo que piden, sin nuestros lectores, nunca podríamos seguir adelante con nuestras historias. Ellos son lo más importante de este mundo (aunque luego siempre estén los «trolls» que intenten boicotearte. En esos momentos te das cuenta de cuanta gente te quiere y admira.
Cuéntame sobre ese particular grito de guerra que usas antes de comenzar un proyecto literario, el cual está muy extendido entre tus amigas escritoras.
Obra donde muestra las dos caras
del infierno
¡Uy! Ese grito de guerra es de lo más… gamberro (risas). Todos mis proyectos (o la gran mayoría de ellos) suelen empezar con un: «¡No hay huevos!» y oye, pues yo los tengo bien puestos (risas). Y ahí comienza todo. Y de momento, están siendo todos maravillosos, pero no por el contenido en sí, sino también por la estupenda gente que me «reta» a meterme en ellos.
Entiendo que tu filosofía de vida se resume en una palabra: Carpe Diem, ¿por qué la escogiste?  ¿Es lo que mejor define el momento que estás viviendo?
En efecto. Hoy en día es mi filosofía de vida. Carpe Diem es como mejor se refleja mi día a día. Antes intentaba organizar todo, vida, trabajo, pareja, escritura… todo. Hoy, con un bebé, todo es impredecible. He dejado de preocuparme de todo y de vivir minuto a minuto como si no hubiera mañana. ¿Que no puedo escribir de día porque estoy trabajando? No importa, lo haré por la tarde. ¿Que por la tarde tampoco puedo porque estoy con mi hijo? Tampoco importa, ya lo intentaré desde el móvil en el tren de camino al trabajo. Hay prioridades importantes, escribir lo es para mí, desde luego, pero no es imprescindible. Siempre encontraré un hueco para hacerlo.
¿Qué implica ser friki en el mundo de la escritura? ¿El entorno lo soporta mejor o no?
Ser friki en el mundo de la escritura, para mí, es lo más divertido que puede haber. Siempre meto «guiños» de libros que he leído, películas, música… de todo. Creo que eso se hace ser más cercano hacia los lectores. A mí, en particular, cuando leo cosas así en otras novelas, se dibuja una sonrisa enorme en mi cara. Y espero que los que lean las mías, también lo hagan. ¿Quién no ha oído hablar de El señor de los anillos, Star Wars, El rey león, La sirenita o Juego de tronos

Si quieren saber más de la autora
pueden pinchar los siguientes enlaces:
http://lauramoralestejeda.wixsite.com/escritora
https://www.facebook.com/Laura.Morales.Escritora/
https://twitter.com/laura_moralest?lang=es